Seguro que has oído hablar de bienestar emocional, pero ¿sabes exactamente qué es? ¿Cómo se mide? ¿Cómo lo controlamos? O incluso, ¿qué hacer para aumentarlo?

Cuando hablamos de bienestar emocional nos referimos a los sentimientos que nos dominan; al estado de ánimo que tenemos. Si las emociones que predominan son positivas porque nos sentimos tranquilas, estamos a gusto con nuestros seres queridos, tenemos un correcto equilibrio entre vida personal y laboral, gestionamos de forma relajada las presiones de nuestro día a día… podemos decir que tenemos bienestar emocional. Sin embargo, si nos sentimos nerviosas porque no conseguimos organizar correctamente nuestro tiempo, no seguimos hábitos saludables o, por ejemplo, no descansamos de manera adecuada, nuestro bienestar emocional será bajo.

En este sentido, el bienestar emocional no es fijo, sino que puede variar a lo largo de la vida, igual que ocurre con la salud física o la salud mental. De hecho, según un artículo publicado en IM farmacias, el 75% de los españoles siente menos bienestar emocional que hace un año. Si tú también compartes esta sensación, este artículo te interesará.

Claves para alcanzar el bienestar emocional

Según este estudio de IM farmacias, los encuestados afirman que las tres claves más importantes para alcanzar el bienestar emocional son:

  • Dormir bien (56,8 %)
  • Socializar disfrutando con familia y amigos y conocer nuevas personas (55 %)
  • Tener un estado de ánimo positivo (51,2 %)

Seguido de relajarse (39,8 %), seguir una alimentación sana y equilibrada (37,2 %), realizar ejercicio físico (32,4 %), vivir el presente (26,4 %) y organizar el tiempo de manera adecuada (14,6 %).

Tener un equilibro de todos estos factores puede resultar complicado según el momento vital en el que nos encontremos. Además, lo cierto es que la importancia de estos factores también va cambiando con la edad. Alcanzar el bienestar emocional a los 25 es diferente que a los 60, por ejemplo, donde las dificultades para dormir pueden ser mayores, la fatiga, el cansancio…

El bienestar emocional en la menopausia

A medida que pasan los años y nos acercamos a la menopausia resulta esencial tener una buena calidad del sueño y sentirse relajada. Y es que el sueño es una función biológica básica que si no se cumple de manera adecuada puede afectar el estado de ánimo y generar emociones negativas, provocando que nos sintamos tristes, angustiadas, nerviosas…

Si te encuentras transitando la etapa de la menopausia y te cuesta conciliar el sueño por lo que, durante el día, te sientes más cansada e irritable, te recomendamos que incluyas en tu día a día Serotogyn Cápsulas y Serotogyn Nocta, dos complementos alimenticios que, combinados, te ayudarán a equilibrar el bienestar emocional.

Serotogyn Cáspulas contiene vitamina B6 que contribuye al funcionamiento normal del sistema nervioso; magnesio que ayuda a reducir la fatiga y el cansancio; y L-triptófano y GABA. La toma de 1 cápsula diaria al despertar te ayudará a sentirte más vital.

Serotogyn Nocta contiene melatonina y lúpulo que ayudan a conciliar el sueño y a reducir la irritabilidad, el estrés y la labilidad emocional. La toma de 1 cápsula por la noche, antes de ir a dormir, te ayudará a aumentar tu bienestar, especialmente durante los síntomas que aparecen en la transición hacia la menopausia.

Los complementos alimenticios son buenos aliados para suplir carencias de nutrientes que aparecen en la transición a la menopausia y así sentirte mejor. ¡Arriba tu bienestar emocional!