Gimnasia abdominal hipopresiva: la gran aliada del suelo pélvico

Cumlaude Lab |

Puede que tenga un nombre demasiado complicado, pero la gimnasia abdominal hipopresiva es muy fácil de hacer y tiene multitud de beneficios para nuestra salud. ¿Te atreves a ponerla en práctica?

Para empezar, ¿qué es este tipo de gimnasia? Consiste en generar presión en la zona abdominal gracias al movimiento de nuestro diafragma. Esta presión tensa los músculos del abdomen y también tiene un efecto beneficioso para la musculatura del suelo pélvico.

Algunos de los beneficios que tienen estos ejercicios abdominales en nuestro organismo son:

  • Mejora nuestra postura y hace que nos duela menos la espalda.
  • Fortalece el suelo pélvico y de esta manera podemos prevenir y controlar la incontinencia urinaria. Por ello, que es recomendable comenzar a practicar esta gimnasia cuando se alcanza la menopausia.
  • Después del parto, este tipo de ejercicios es ideal para recuperarnos.
  • Previene la aparición de hernias abdominales o discales.
  • Y, por último, pero no menos importante, nos permite reducir el diámetro de la cintura.

¿Cómo se pueden llevar a cabo estos ejercicios? ¡Es muy fácil!

  1. Simplemente siéntate en el suelo con la columna lo más recta posible.
  2. Después pega la barbilla contra el cuello dirigiendo la coronilla hacia el techo. Así la columna se encontrará lo más estirada posible.
  3. A continuación respira abriendo mucho las costillas y suelta lentamente todo el aire de tu cuerpo.
  4. Tras este paso realiza una falsa aspiración. Si te resulta difícil, puedes taparte la nariz y la boca. Aguanta unos segundos en esta posición.
  5. Por último, coge aire y descansa.

¡Listo! Dedica unos minutos al día a realizar este sencillo ejercicio. ¡Notarás los resultados!

Este tipo de ejercicios, además de ser muy fáciles de llevar a cabo, apenas tiene contraindicaciones, pero si tienes hipertensión o estás embarazada será mejor que lo consultes con tu médico.

Una vez controles los ejercicios básicos, puedes optar por ejercicios más avanzados o incluir objetos como balones medicinales, aros de pilates, pelotas de yoga, etc, que te permitan alcanzar tu objetivo.